jueves, 8 de febrero de 2007

El profesor investigador

En el artículo Investigar para conocer, conocer para enseñar , R. Porlán defiende un modelo didáctico que incluya entre las tareas profesionales del maestro, la de investigar. El autor justifica esta postura a partir de nuevas concepciones del aula, profesor y alumno.Sólo tendremos éxito en la enseñanza a partir de un conocimiento de los elementos que integran y constituyen el aula. Estos elementos y la interacción que se produce entre ellos son complejos y variantes, no universales, por los que el profesor-investigador tiene la posibilidad de conocerlos en su propio contexto.

No es un artículo reciente y muchas de las antiguas creencias que el autor se esmera por dejar atrás están actualmente superadas. Sin embargo, me ha resultado de gran utilidad el breve estado de la cuestión que hace, aportando un breve pero fundamental recorrido por la historia del concepto de profesor-investigador.

E
l autor admite la dificultad, en ocasiones, de iniciar a los profesores en la tarea de investigar y propone dos opciones. La primera son cursos de larga duración y, la segunda, demostrar el contraste que en numerosas ocasiones existe entre el modelo didáctico del profesor y su práctica docente. Este contraste, que puede demostrar un diario de clase, provocaría un debate y una reacción en el maestro que le motivaría a seguir investigando.

6 comentarios:

maría páez dijo...

Me ha resultado muy reveladora la seunda propuesta que hace R. Porlán: demostrar el contraste entre el modelo didáctico del profesor y su practica docente. Realmente cuando preparamos la clase, buscamos actividades comunicativas, lengua real, etc Luego, sobre todo en las primeras clases (de novatos va la cosa, novata yo en este caso,jaja) tendemos sin quererlo a imitar a nuestros anteriores profesores (más apegados al metodo estructuralista y memorizar en vez de comunicar). Es un lastre que llevamos pero el diario relfexivo puede ser una salida para darnos cuenta y mejorar.
Un saludo Ana, te veo por Europa ;)

Ana Aristu dijo...

Existen contrastes entre lo que un profesor quiere hacer, lo que realmente hace y lo que cree haber hecho ( Shavelson, 1981;Stenhouse, 1981, Perez, 1984).
Es una cita que difícilmente olvidaré.

¡Saludos nevados!

Mª Isabel González dijo...

Ay!, últimamente me he dado cuenta yo misma de cómo repito ciertos esquemas docentes :-) (presentación de gramática y su posterior práctica a través de ejercicios). Aunque, no totalmente, eh?! :D porque la propia dinámica de las clases no me deja y el perfil de los alumnos tampoco. Además, si lo hiciera tal cual se me morirían ;-). En fin, supongo que, a veces, si encuentras un método que funciona no te planteas cambiarlo. De todos modos, siempre tiene una muchas cosas que aprender a partir de la reflexión. Por cierto, ¿el artículo del que hablas se puede encontrar en la red? Sigue así y ánimo. Un beso

Ana Aristu dijo...

¡Hola Maribel!

A todos nos cuesta trabajo cambiar ciertos esquemas...pero renovarse o morir,:-)
El artículo no lo he encontrado en red. Pertenece a la revista Investigación en la escuela, número 1. En este enlace podrás encontrar todos los sumarios de la revista y un enlace a su página web:http://dialnet.unirioja.es/servlet/revista?tipo_busqueda=CODIGO&clave_revista=734

Ánimo con el curso!!!Un abrazo

Ana Aristu dijo...

El enlace correcto:
http://www.diadaeditora.com/cat_mie.html

Mª Isabel González dijo...

Muchísimas gracias, eres un sol :-)!! Gracias por los ánimos con el curso, es muy,muy intensivo ;-). Un besote